image

TEMA AÑO 2018

XXXll Concurso CAP para Estudiantes de Arquitectura
“Pabellón Invernadero para un Parque Botánico”.

Dentro de los objetivos de la Agenda 2030 Para Un Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas está el proteger los bosques, luchar contra la desertificación, detener la degradación de las tierras y revertir la pérdida de biodiversidad. (Garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales)

La deforestación y la desertificación, provocadas por las actividades humanas y el cambio climático han afectado la vida de millones de personas en su bienestar y su lucha contra la pobreza. Debido a que numerosas especies vegetales están en peligro de extinción, la protección de plantas es un componente esencial en la conservación de la biodiversidad. En la actualidad 15% de la tierra es objeto de protección pero ese esfuerzo no es suficiente. Dos tercios de las especies de plantas del mundo se encuentran en peligro de extinción durante lo que queda del Siglo XXI. Se necesita fortalecer la gestión y conservación de los recursos naturales ante el riesgo su extinción debido a la intervención del hombre y a la creciente amenaza del cambio climático.

El Estado de Chile a través del Sistema Nacional de Áreas Protegidas está comprometido con la conservación los ecosistemas a través de los más de 100 parques y reservas, con 14 millones de hectáreas que abarcan casi el 20% de la superficie del país. Adicionalmente la iniciativa privada a través de la Asociación de Parques Privados protege más de un millón de hectáreas logrando avances importantes en la preservación de especies de árboles y plantas. Existe sin embargo una histórica carencia de espacios apropiados para la investigación, estudio y exhibición de colecciones de plantas vivas. Los parques y jardines botánicos deberían liderar iniciativas innovadoras para la conservación de la diversidad biológica natural; en general deben poseer un amplio conocimiento científico, mantener colecciones de conservación de especies y semillas y contar con experiencia en la implementación de programas de recuperación de especies amenazadas. A su vez tienen un considerable potencial de difusión para dar a conocer la importancia de la conservación y para aumentar la capacidad y las competencias de las comunidades locales al tomar medidas de protección de ecosistemas frágiles. Hay más de 2000 jardines botánicos en el mundo dedicados a la investigación, estudio, preservación y exhibición de colecciones documentadas de plantas vivas. En Chile las muy diversas condiciones climáticas de altura, pluviosidad, temperatura y calidad del suelo producen una enorme cantidad y variación de especies en su hábitat natural que sin embargo es muy difícil para su población conocerla y apreciarla en su totalidad.

A partir de este análisis y dentro del espíritu del concurso CAP para estudiantes de arquitectura proponemos el desarrollo de un proyecto para un Pabellón Invernadero que permita la exhibición de estos diversos biomas y pueda estar inserto en una reserva o parque nacional, parque urbano, jardín botánico o cualquier lugar que requiera crear o aumentar la infraestructura necesaria. El objetivo que deben plantearse los alumnos al diseñar un edificio tan singular por su uso y significación es crear un lugar de convivencia que acoja la conservación de las especies, la investigación científica, la recreación, la enseñanza y la difusión, permitiendo tomar conciencia de la necesidad de un desarrollo sostenible para la humanidad. Esta estrategia de intervención ayuda a mejorar la calidad de vida de la población y muchas veces sirve también para revitalizar comunidades, protegiendo su conocimiento y acervo cultural. En las Bases Técnicas del concurso se sugiere un programa tipo que requiere la búsqueda de un sitio apropiado, la adecuada inserción del proyecto en el lugar escogido, una solución original al requerimiento, el tratamiento del entorno y el correcto uso del acero, lo que los alumnos deberán investigar y resolver en detalle. Los proyectos que presenten los alumnos deberán poner especial cuidado en la originalidad de la solución constructiva adoptada y la proposición de soluciones en los temas medio ambientales y de ahorro de energía.